Skip to content

Bono pie Chile

Bono pie inmobiliario

Muchas personas relacionan al bono pie inmobiliario con la compra de un departamento sin pie. Pero en realidad son varios los escenarios que ha tenido esta modalidad de compra o enganche inmobiliario. Se trata de una iniciativa que busca fomentar la compra de propiedades de un proyecto inmobiliario, esto mediante al ayuda al comprador para alcanzar el tan difícil ahorro mínimo o pie solicitado por los bancos, para otorgar un crédito hipotecario. Otras ayudas que se suman a esta y que se pueden mencionar es el pago en múltiples cuotas del pie con tarjeta de crédito o cheques.

En un inicio el bono pie sólo se efectuaba cuando el vendedor inflaba o aumentaba artificialmente el valor del departamento en venta, para que el banco que en forma no informada financiara un porcentaje mayor a lo establecido en su reglamento. (80% o 90% habitualmente)

Hay que aclarar que el bono pie es sólo para la compra de propiedades nuevas, en ningún caso es aplicable para propiedades usadas, donde el vendedor que en este caso es un particular, difícilmente puede aplicar este tipo de incentivos o ayudas en la venta de su propiedad.

Ejemplo de propiedad – Bono pie inmobiliario con precio aumentado:

Departamento en venta con entrega inmediata en La Florida:

  • Valor del departamento 4000 UF
  • Valor de la compraventa (aumentado) 4400 UF
  • Crédito hipotecario del 90% sobre el valor “inflado de 4400 UF” = 4000 UF

Entonces se puede decir que podemos comprar el departamento sin pie.

Muchas veces los bancos no tasan las propiedades nuevas y confían en el valor indicado por la inmobiliaria como valor de tasación, para el cálculo del financiamiento.

Modalidades del Bono pie inmobiliario actualmente

El bono pie en la actualidad se trata de que el comprador pone el 10% o un valor similar a este y la inmobiliaria pone el otro 10% para cumplir con el 20 % de pie que exigen como mínimo la mayoría de los bancos, para entregar un crédito hipotecario. En este caso la inmobiliaria hace un aporte.

Ahora si el banco te financia el 90% del valor del la propiedad, y la inmobiliaria te ofrece un bono pie del 10%, en ese caso se podría decir que estás comprando una propiedad con crédito hipotecario y sin pie.

Otra forma de explicarlo es usando la palabra descuento, por ejemplo un departamento tiene un valor del 2000 UF y la inmobiliaria ofrece un descuento del 10%, quedando el departamento en 1800 UF. Ahora, la inmobiliaria le da el valor antiguo al banco (2000 UF) y en el caso del que el cliente cuente con el 90% de financiamiento bancario, no tendría que poner nada para el pie, y si cuenta con el 80% de financiamiento bancario tendría que poner un 10%, no el 20%.

Existe la posibilidad de que la inmobiliaria exija al comprador la devolución del bono pie cuando se realizado la venta del inmueble. Eso debe quedar claro desde un principio.

¿Devolución del bono pie?

Dependiendo de los establecido por la inmobiliaria y que debes conocer antes de firmar cualquier cosa, el bono pie puede devolverse o no.

  • Si se estableció la devolución, esta normalmente se realiza con el pago mediante tarjeta de crédito o en cheques. Posterior a la compraventa de la propiedad.
  • La inmobiliaria no exige el pago del bono pie y lo establece como gasto propio para la venta.

Riesgos del bono pie al inflar el precio de la propiedad:

Cuando el bono pie se trata de inflar el valor del departamento tiene riesgos, a diferencia de cuando el bono pie se trata de un aporte asumido por la empresa.

  • El banco realice una tasación y cuestione el valor entregado por la inmobiliaria
  • El banco solicite que el cliente demuestre el pago de ese pie. (transferencia, etc.)